Cuando pensamos en Internet lo solemos hacer en una conexión cableada que entra en nuestra casa, ya sea mediante fibra óptica, cable o ADSL. Sin embargo, en el móvil también tenemos Internet gracias a tecnologías como 3G, 4G y 5G. Además, en zonas rurales o de difícil acceso, suele aparecer una tecnología que, aunque parece futurista, está bastante extendida por todo el planeta. En este caso, se trata de Internet satélite, es decir, recibir conexión directamente en tu casa desde un satélite en órbita.